Featured: Climate: An Area of Opportunity Arrow Featured: 10 ocean activities to look out for at COP27 Arrow Featured: Ocean Panel Leaders Meet during UN General Assembly Arrow Featured: The Ocean Panel Launches its first-ever progress report, ‘Tracking Blue: From Ambition to Action for a Sustainable Ocean Economy’ Arrow Featured: Reino Unido se une al panel de alto nivel para una economía oceánica sostenible Arrow Featured: Ocean Panel lanza un informe de turismo sostenible y las perspectivas de los expertos que lo acompañan Arrow Featured: Declaración Conjunta de los Líderes del Panel de Océanos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos Arrow
ensayo experto
Equidad: garantizar que todos puedan beneficiarse del turismo costero y marino

¿Qué ha sido efectivo para aumentar los beneficios que fluyen hacia las comunidades locales, reducir los impactos del turismo costero y marino en las comunidades locales y evitar desigualdades cada vez mayores?

Dr. Ray Mutinda Ndivo
Dr. Ray Mutinda Ndivo
Profesor Titular de Turismo, Universidad Tecnológica de Murang'a, Kenia; Consultor de Turismo, Comisión Económica de las Naciones Unidas para África

El océano y los entornos marinos continúan siendo las áreas de más rápido crecimiento de la industria turística mundial, lo que representa una parte significativa de los ingresos y llegadas de turismo a nivel mundial, lo que respalda los empleos y las economías en más de 70 países y territorios en todo el mundo.[1]. De hecho, aproximadamente el 30 por ciento de las actividades turísticas mundiales tienen lugar en áreas y regiones costeras.[2]. Además, según la Organización Mundial del Turismo de la ONU (OMT), uno de cada dos turistas viaja a una zona costera[3]. En los pequeños estados insulares en desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés), el sector del turismo se considera la principal fuente de divisas, contribuyendo con alrededor de US$220 mil millones en productos y servicios de consumo oceánico a nivel mundial.[4]. Con el crecimiento masivo del turismo mundial de cruceros (incluido un aumento del 75 por ciento en el número de pasajeros entre 2008 y 2018[5]), el turismo costero parece aún más prometedor. Y sin embargo, la cuestión de la equidad en la participación de los beneficios económicos permanece, especialmente con respecto a las comunidades locales. En un artículo que invita a la reflexión, Rob Brumbaugh y Pawan Patil afirman que "invertir en la salud de los océanos es sinónimo de generar riqueza en los océanos".[6]. Pero riqueza oceánica para quién? Esta pregunta implica otras dos: primero, ¿Qué tan vinculada está la economía oceánica, y particularmente la industria del turismo, a la comunidad local y qué restricciones, si las hay, limitan los vínculos? y segundo, ¿Cómo se pueden mejorar los beneficios económicos obtenidos por las comunidades locales? Este trabajo busca responder a estas dos preguntas. 

Desafíos relacionados con el turismo costero y marino

Si bien el turismo costero y marino ofrece importantes beneficios socioeconómicos a la economía anfitriona, la industria también puede traer a los destinos numerosos impactos sociales, ambientales y económicos negativos. En la mayoría de los casos, los inversores en turismo costero se encuentran tanto física como socialmente alejados de la zona. En esencia, el interés de tales inversionistas son principalmente las ganancias, con poca preocupación por el desarrollo o la posible degradación de la calidad de vida en el lugar de destino.[7]. Como señaló la División de Tecnología, Industria y Economía del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los inversionistas y desarrolladores turísticos presionan a los gobiernos para que gasten dinero público en mejorar la infraestructura y los servicios esenciales para la industria, en campañas de promoción y en exenciones de impuestos y otros incentivos financieros.. Esto se produce a expensas de los servicios necesarios como la salud y la educación.

Además, si bien el turismo costero puede aumentar las oportunidades de empleo tanto para los locales como para los foráneos, las temporadas de escasez y otras crisis turísticas a menudo provocan un desempleo masivo, con sus consecuencias sociales. Además, el desarrollo del turismo puede aumentar el costo de los productos y servicios básicos y los bienes inmuebles, haciéndolos inaccesibles para la población local.[9].

Especialmente en los países en desarrollo, la integración de los lugareños en la cadena de valor del turismo se ve limitada por una serie de restricciones. Estos incluyen la falta de capital humano, capital financiero, organización y poder de mercado resultante de las dificultades de propiedad o control sobre los recursos; bajo poder de negociación frente a inversores turísticos extranjeros; y capacidad limitada para cumplir con los estándares internacionales de servicio y gestión[10]. Otras restricciones incluyen regulaciones desfavorables y trámites burocráticos, incluida la exclusión de las categorías registradas y promocionadas de instalaciones y servicios turísticos, lo que resulta en un acceso inadecuado al mercado turístico; enfoque oficial limitado en el desarrollo de mercados alternativos tales como mercados turísticos nacionales, regionales o independientes; y el apoyo del gobierno que se dirige principalmente al sector formal[11]. Aún más preocupante es que las principales empresas de turismo, especialmente los hoteles, a menudo tienen dificultades para realizar compras a pequeños proveedores locales.[12].

El caso de Zanzíbar, un SIDS, demuestra este estado de cosas. Un estudio titulado 'Turismo: más valor para Zanzíbar' identificó los siguientes problemas clave que limitan la participación de los lugareños en la cadena de valor del turismo (TVC): un entorno empresarial que no favorece a la pequeña industria; el acceso muy limitado de los habitantes de Zanzíbar al empleo en el sector del turismo debido a las limitadas instalaciones de formación; una oferta limitada de alojamientos propiedad de zanzíbares, con la mayoría de las unidades de alojamiento de alta calidad de propiedad y gestión de extranjeros; la incapacidad de los proveedores de bienes locales para cumplir con la calidad requerida para el funcionamiento general de las empresas del sector turístico; la baja calidad y confiabilidad de los bienes suministrados a la industria del turismo; problemas con el establecimiento y funcionamiento de pequeñas y medianas empresas turísticas, incluidas las escasas habilidades de desarrollo empresarial entre los pobres; y la expansión y el crecimiento de la industria del turismo como una estrategia indirecta a favor de los pobres que no se considera una estrategia viable para el crecimiento a favor de los pobres.

La débil participación de la comunidad local en la cadena de valor del turismo hace que gran parte del gasto turístico se escape de los destinos en desarrollo, mientras que el resto beneficia principalmente a la élite de la sociedad.,.

Hacia la garantía de la equidad en el turismo costero y marino: intervenciones prácticas y políticas

Se han realizado esfuerzos para profundizar los vínculos del turismo con otros sectores de la economía local como una forma de controlar las fugas económicas y mejorar el desarrollo económico más amplio.[14]. Se han formulado una serie de enfoques para alcanzar este objetivo, todos los cuales se pueden aplicar en el turismo costero y marino.

El enfoque del turismo en favor de los pobres (PPT) defendido en las décadas de 1970 y 1980 fue el primer intento deliberado de utilizar el turismo para reducir la pobreza.[15]. Este enfoque dependía del concepto del Banco Mundial de crecimiento favorable a los pobres, que buscaba distribuir los ingresos derivados del crecimiento económico de un país a favor de los pobres.[16]. El enfoque PPT siempre ha estado estrechamente asociado con el turismo comunitario (CBT), una forma de turismo sostenible en la que los residentes locales (a menudo rurales, pobres y económicamente marginados) invitan a los turistas a visitar sus comunidades y les brindan alojamiento durante la noche. Los residentes obtienen ingresos como administradores de tierras, empresarios, proveedores de servicios y productos, y empleados. Al menos una parte de los ingresos turísticos se destina a proyectos que benefician a la comunidad en su conjunto.[17]. En esencia, la TBC se trata de justicia social, empoderamiento, equidad de beneficios, medidas redistributivas, propiedad del sector turístico y desarrollo comunitario holístico.[18]. Sin embargo, aunque se ha acreditado a la TCC por involucrar y capacitar a las comunidades pobres y distribuir las ganancias entre una gran cantidad de hogares[19], el modelo tiene una serie de limitaciones. Por ejemplo, los beneficios para la comunidad no son financieramente sostenibles debido a factores que incluyen la falta de compensación entre costos e ingresos, productos comercialmente insostenibles, vínculos de mercado débiles, creciente diferenciación campesina, malestar social, problemas con la toma de decisiones locales, falta de de conocimiento y formación empresarial turística local, pseudoparticipación y reestructuración laboral y temporal[20]. Estas debilidades hacen de la TCC una vía ineficaz para el empoderamiento económico sostenible de la comunidad a través del turismo. Además, la TCC enfatiza los beneficios para la comunidad como motivación para la conservación. Este enfoque no económico limita su potencial para generar resultados económicos significativos y sostenibles.[21].

El mapeo de la cadena de valor del turismo es otro enfoque que generalmente busca profundizar los vínculos del turismo con otros sectores de la economía local para controlar las fugas económicas y mejorar un desarrollo económico más amplio.[22]. La lógica TVC busca específicamente integrar la economía anfitriona en los diferentes 'nodos' (negocios) involucrados en todo el ciclo de vida del viaje del visitante que cubre la planificación y el comienzo del viaje, la estadía en el destino y el viaje de regreso a la región de origen.[23]. El análisis de TVC examina cada nodo para identificar las intervenciones potenciales a corto, mediano y largo plazo que podrían aumentar los beneficios económicos para los grupos objetivo, o incluso contribuir al desarrollo competitivo general del destino turístico en su conjunto.[24].

En un artículo escrito con L. Cantoni, he criticado los tres enfoques anteriores y propongo la cadena de valor del turismo en favor de los pobres (Figura 1) como un marco para mejorar la participación de las comunidades anfitrionas en la industria turística principal, con especial atención a los destinos en desarrollo.[25]. Sobre la base de este marco, se puede emplear un enfoque sistémico de las intervenciones para mejorar la participación y los beneficios para las comunidades locales que surgen de los destinos turísticos costeros y marinos. Este enfoque sistémico se basa en cuatro requisitos previos:

  1. Mapeo de oportunidades de TVC de los diferentes niveles y nodos de TVC para identificar oportunidades en las que las comunidades anfitrionas pueden participar de manera efectiva.
  2. Estimar la naturaleza y el alcance de la participación de la comunidad anfitriona en los nodos de TVC identificados.
  3. Descubrir las limitaciones a la participación de las comunidades anfitrionas en los nodos y oportunidades de TVC identificados.
  4. Explorar intervenciones apropiadas para mejorar la participación de las comunidades anfitrionas en el TVC, incluidas intervenciones políticas y prácticas.

 

Figura 1
notas: SMTE = pequeña y mediana empresa turística; TVC = cadena de valor del turismo.
Fuente: RM Ndivo y L. Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo: un enfoque de la cadena de valor del turismo en favor de los pobres” Avances en la investigación en hotelería y turismo 3, núm. 2 (2015): 116–34.

 

Conclusión

El inmenso potencial del turismo costero y marino para las economías anfitrionas es ampliamente reconocido. Sin embargo, la medida en que las comunidades locales dentro de los destinos costeros y marinos en desarrollo se benefician de la industria está limitada por varias limitaciones en la capacidad técnica, empresarial y de capital; el marco regulatorio y de políticas facilitador; y la estructura general de la industria. La clave para aumentar los beneficios para las comunidades locales del turismo costero y marino, y reducir los impactos en las comunidades locales que amplían las desigualdades, radica en un enfoque sistémico deliberado para integrar a la comunidad local en la industria turística principal, en algunos casos a través de intervenciones afirmativas.

Tales intervenciones se centrarían en políticas y prácticas tanto en el sector público como en el privado. Por ejemplo, exigir que un porcentaje determinado de puestos de trabajo, suministros o incluso negocios se reserve para los locales, o el apoyo a las empresas turísticas para el desarrollo de recursos humanos que permitan a los locales trabajar en el sector. Varias intervenciones de este tipo ya están ocurriendo en la costa de Kenia y en sus parques nacionales, como mostré en un estudio recientemente concluido sobre el potencial de las cadenas de valor del turismo verde en Kenia en el contexto del Área de Libre Comercio Continental Africana.[26]. El estudio reporta casos de hoteles con programas de desarrollo de capacidades y políticas sobre el porcentaje de empleados a ser contratados de la comunidad local. Un ejemplo de ello fue un hotel de cinco estrellas que desarrolló un programa para capacitar a los egresados de la escuela secundaria en diferentes áreas del hotel y luego contratarlos. Posteriormente reciben cursos de actualización en el Kenya Utalii College. En otro caso informado en el estudio, un albergue en el Parque Nacional Amboseli tiene la política de comprar al menos el 30 por ciento de sus alimentos a la comunidad local. La instalación comparte sus especificaciones de compra estándar con los proveedores locales para que puedan cumplir con las especificaciones de calidad.

Las intervenciones de TVC a favor de los pobres brindan un camino seguro para garantizar que, para 2030, "el turismo costero y oceánico sea sostenible, resiliente, aborde el cambio climático, reduzca la contaminación, apoye la regeneración de ecosistemas y la conservación de la biodiversidad e invierta en empleos y comunidades locales", como descrito en el informe del Ocean Panel Transformaciones para una Economía Oceánica Sostenible.[27]

—–

[1] R. Brumbaugh y P. Patil, “El turismo sostenible puede impulsar la economía azul: invertir en la salud de los océanos es sinónimo de generar riqueza en los océanos” Blogs del Banco Mundial, 22 de mayo de 2017, https://blogs.worldbank.org/voices/Sustainable-Tourism-Can-Drive-the-Blue-Economy.

[2] T. Ghosh, "Turismo costero: oportunidad y sostenibilidad" Revista de Desarrollo Sostenible 4 (2011): 67–70.

[3] Organización Mundial del Turismo (OMT), Ayuda para el Comercio y las Cadenas de Valor en el Turismo (Madrid: OMT, 2013); Brumbaugh y Patil, “El turismo sostenible puede impulsar la economía azul”.

[4] UNWTO, “Tourism in Small Island Developing States (SIDS),” 2014, https://www.e-unwto.org/doi/pdf/10.18111/9789284416257#:~:text=As%20one%20of%20the%20fastest,Competing%20in%20the%20global%20market; P. Karani and P. Failler, “Comparative Coastal and Marine Tourism, Climate Change, and the Blue Economy in African Large Marine Ecosystems,” Desarrollo Ambiental 36 (2020): 100572.

[5] Comisión Europea, Informe sobre la economía azul de la UE 2020 (Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, 2020).

[6] Brumbaugh y Patil, “El turismo sostenible puede impulsar la economía azul”.

[7] J. D. Kline, Gestión del turismo y los recursos naturales: una visión general de la investigación y los problemas (Washington, DC: Departamento de Agricultura de EE. UU., 2001).

[8] División de Tecnología, Industria y Economía del PNUMA (UNEPTIE), Desarrollo Sostenible del Turismo, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 2006.

[9] UNEPTO, Desarrollo Sostenible del Turismo.

[10] RM Ndivo y L. Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo: un enfoque de la cadena de valor del turismo en favor de los pobres” Avances en la investigación en hotelería y turismo 3, núm. 2 (2015): 116–34; RM Ndivo y L. Cantoni, "Repensar la participación de la comunidad local en el desarrollo turístico" Anales de Investigación Turística 57 (2016): 275–78; I. Lejarraja y P. Walkenhorst, “Diversification by Deepening Linkages with Tourism”, Banco Mundial, Departamento de Comercio Internacional, 2007; C. Ashley, D. Roe y H. Goodwin, Estrategias de turismo en favor de los pobres: hacer que el turismo funcione para los pobres, Informe de turismo a favor de los pobres no. 1 (Londres: Overseas Development Institute, Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo y Centro para el Turismo Responsable, Universidad de Greenwich, 2001).

[11] Ndivo y Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo”, 118.

[12] Ndivo y Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo”.

[13] la OMT y Stichting Nederlandse Vrijwilligers, Manual de Turismo y Mitigación de la Pobreza: Pasos Prácticos para los Destinos (Madrid: OMT, 2010); Akama (1999); W. Jamieson, H. Goodwin y C. Edmunds, “Contribution of Tourism to Poverty Alleviation: Pro-poor Tourism and the Challenge of Measuring Impacts”, Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico, División de Transporte y Turismo, 2004.

[14] C. Ashley y J. Mitchell, “Hacer lo correcto aproximadamente, no lo incorrecto con precisión: los desafíos de monitorear los impactos de las intervenciones a favor de los pobres en las cadenas de valor del turismo” (Londres: Overseas Development Institute, 2008).

[15] Departamento para el Desarrollo Internacional, “Tourism and Poverty Elimination: Untapped Potential”, 1999; T. Sofield, J. Bauer, TD Lacy, G. Lipman y S. Daugherty, “Sustainable Tourism– Eliminating Poverty: An Overview” (Gold Coast, Australia: Centro de Investigación Cooperativa de Turismo Sostenible, 2004); A. Rossetto, T. Sofield y FMS Li, “Aprovechar el turismo como medio para aliviar la pobreza: usar el lenguaje adecuado para lograr resultados” Investigación de Recreación Turística 32, núm. 1 (2007): 49–58.

[16] DW Barasa, “Tourism, Poverty and Poverty Reduction in Msambweni District, Kenya”, tesis doctoral, Universidad de Bedfordshire, 2010, http://uobrep.openrepository.com.

[17] J. Francis, “¿Qué es el turismo comunitario?” Viajes responsables, https://www.responsibletravel.com/copy/what-is-community-based-tourism.

[18] A. Giampiccoli y M. Saayman, “Modelo de empoderamiento en el turismo/turismo comunitario” Revista Africana de Hospitalidad, Turismo y Ocio 7, núm. 4 (2018): 1–27.

[19] J. Mitchell y C. Coles, Mejora de la participación del sector privado y la comunidad en los servicios turísticos en Etiopía (Londres: Instituto de Desarrollo de Ultramar, 2009); D. Harrison, “Turismo a favor de los pobres: una crítica”, Trimestral del Tercer Mundo 29, núm. 5 (2008): 851–68, doi:10.1080/01436590802105983.

[20] Ndivo y Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo”; J. Mitchell, J. Keane y C. Coles, Trading Up: cómo un enfoque de cadena de valor puede beneficiar a los pobres de las zonas rurales, Comercio y Pobreza en América Latina y Overseas Development Institute, 2009, https://odi.org/en/publications/trading-up-how-a-value-chain-approach-can-benefit-the-rural-poor/ .

[21] Ndivo y Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo”.

[22] Ashley y Mitchell, "Hacer lo correcto aproximadamente, no lo incorrecto precisamente".

[23] OMT, Ayuda para el Comercio y las Cadenas de Valor en el Turismo (Madrid: Organización Mundial del Turismo, 2013); Ashley y Mitchell, "Hacer lo correcto aproximadamente, no lo incorrecto precisamente".

[24] J. Gollub, A. Hosier y G. Woo, “Using Cluster-Based Economic Strategy to Minimize Tourism Leakages”, OMT, 2003; Ashley et al., Estrategias de turismo a favor de los pobres; D. Roe y P. Urquhart, “Turismo a favor de los pobres: aprovechando la industria más grande del mundo para los pobres del mundo”, Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo, 2001.

[25] Ndivo y Cantoni, “Empoderamiento económico de las comunidades a través del turismo”.

[26] RM Ndivo, “Assessing the Potential of (Green) Tourism Value Chains in Kenya within the Context of the AfCFTA”, informe no publicado para la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, 2022.

[27] Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, Transformaciones para una economía oceánica sostenible: una visión para la protección, la producción y la prosperidad, 2021.

 

 

 

 

 

 

 

Close
back to top